¿EN QUÉ CIRCUNSTANCIA EL “TIEMPO DE GUARDIA” O DISPOSICIÓN DEBE CONSIDERARSE COMO “TIEMPO DE TRABAJO”?

El tribunal de Justicia de la Unión Europea, en adelante TJUE, con su sentencia de 21 de febrero de 2018 (C-518/15), caso Matzak, ha resuelto que el “tiempo de guardia” que un trabajador belga, empleado como bombero voluntario, pasa en su domicilio con la obligación de responder a las convocatorias de su empresario en un plazo de ocho minutos debe considerarse “tiempo de trabajo” (1), porque restringe considerablemente la posibilidad de realizar otras actividades personales y sociales.

En el mencionado caso el TJUE afirma lo siguiente:

la obligación de permanecer presente físicamente en el lugar determinado por el empresario y la restricción que, desde un punto de vista geográfico y temporal, supone la necesidad de presentarse en el lugar de trabajo en un plazo de ocho minutos, limitan de manera objetiva las posibilidades que tiene un trabajador que se encuentra en la situación del Sr. Matzak de dedicarse a sus intereses personales y sociales.

Habida cuenta de tales limitaciones, la situación del Sr. Matzak se distingue de la de un trabajador que, durante su servicio de guardia, simplemente debe estar a disposición de su empresario a los efectos de que éste pueda localizarle.

En estas circunstancias, el concepto de «tiempo de trabajo, establecido en el artículo 2 de la Directiva 2003/88, debe interpretarse en el sentido de que se aplica a una situación en la que un trabajador tiene la obligación de permanecer en su domicilio durante el período de guardia, de estar a la disposición del empresario y de poder presentarse en su lugar de trabajo en un plazo de ocho minutos”.

En definitiva para el TJUE deberá ser calificado como “tiempo de trabajo” el “tiempo de guardia” que comporte un tiempo de  respuesta que haga imposible que el trabajador pueda dedicarse a sus intereses personales y sociales.

El cómo se organice el “tiempo de guardia” será pues determinante a los efectos de que sea o no considerado y por tanto computado y retribuido como “tiempo de trabajo”.

 

(1) La DIRECTIVA 2003/88/CE DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 4 de noviembre de 2003 relativa a determinados aspectos de la ordenación del tiempo de trabajo define en su artículo 2.1 como tiempo de trabajo:

todo período durante el cual el trabajador permanezca en el trabajo, a disposición del empresario y en ejercicio de su actividad o de sus funciones, de conformidad con las legislaciones y/o prácticas nacionales”.

No Comments

Post a Comment