EL ACUERDO EXTRAJUDICIAL, UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD PARA EL DEUDOR DE BUENA FE.

La crisis económica que se inicio en el año 2007 ha provocado que muchas personas y familias hayan pasado de una situación de sobreendeudamiento a la imposibilidad de hacer frente a sus obligaciones.

Los ingresos, si los tienen, no les permiten hacer frente al pago de los gastos ordinarios correspondientes a las cuotas de devolución del préstamo hipotecario, de los recibos de la luz del agua o de la comunidad de propietario.

Estos deudores de buena fe se merecen una segunda oportunidad.

Cancelar todas sus deudas, partir desde de cero para tener un nuevo proyecto de vida.

La Ley 25/2015 de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de carga financiera y otras medidas de orden social, que reproduce sustancialmente el contenido del Real Decreto Ley de 27 de febrero de 2015, atiende por fin a la necesidad de ofrecer a los particulares de unos instrumentos para la cancelación parcial o total de sus deudas cuando se encuentren en situaciones de insolvencia.

Esta norma ofrece unos mecanismos que se inician con el intento de un acuerdo extrajudicial y, en caso de fracaso, continua con un procedimiento judicial en el que deudor verá liquidado todo su patrimonio.

Veamos a continuación respecto al deudor no empresario las fases y plazos del acuerdo extrajudicial.

El deudor cumplimenta la “solicitud notario de turno para nombramiento de mediador concursal” y la entrega al colegio de notarios de Catalunya.

EL notario designado, con despacho en la localidad del deudor, podrá (1):

– Requerír que se complete o aclare la información de la solicitud.

– Comunicar al juzgado la apertura de las negociaciones para la declaración del concurso.

– Asumir las funciones de mediador, en un plazo de 5 días, o designar uno .El deudor puede expresamente solicitar el nombramiento de un mediador lo que impedirá que el notario pueda asumir esta función.

El mediador designado dispone de 5 días para aceptar el cargo.

Convocatoria de la reunión entre deudor y acreedores para el acuerdo extrajudicial.

– Si el notario hace de mediador el plazo para convocar la reunión es de 15 días desde la fecha de la solicitud.

– Si se ha designado mediador el plazo es de 10 días desde la fecha de la aceptación del cargo.

– La reunión deberá celebrase en el plazo de 30 días a contar desde la fecha de su convocatoria.

El mediador, con la conformidad del deudor, redacta una propuesta de acuerdo que hará llegar a los acreedores con una antelación mínima de 15 días naturales a la fecha de celebración de la reunión. La propuesta podrá recoger algunas de las medidas siguientes:(2)

a) Esperas por un plazo no superior a diez años.

b) Quitas.

c) Cesión de bienes o derechos a los acreedores en pago o para el pago de totalidad o parte de sus créditos.

Desde recepción propuesta los acreedores disponen de 10 días para modificarla o proponer una alternativa.

En el plazo de dos meses desde la fecha de la solicitud de mediador, con acuerdo o no, deberá cerrase el procedimiento de acuerdo extrajudicial. (3)

Si no es posible alcanzar un acuerdo el mediador instará el concurso del deudor en los diez días siguientes remitiendo al juez un informe con sus conclusiones.

(1) Este procedimiento no devengara retribución arancelaria.

(2) Regla 7ª artículo 242 Bis de la Ley Concursal

(3) Articulo 242 bis.1 de la Ley Concursal

No Comments

Post a Comment