CLÁUSULAS ABUSIVAS EN LOS CONTRATOS DE VODAFONE.

 

La Audiencia Provincial de A Coruña en su sentencia de 4 de marzo de 2018 ha declarado la nulidad, por abusivas, de determinadas cláusulas contractuales de la compañía Vodafone.

El fallo emitido da la razón a la demanda colectiva presentada por la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas de Ahorros y Seguros de España y a la acción de nulidad de las condiciones generales de la contratación ejercitada por el Ministerio Fiscal.

 

El tribunal aplicando los parámetros establecidos por el Tribunal Supremo en su sentencia de 9 de mayo de 2013, en relación a la cláusula suelo, entiende que de conformidad con la Ley de Condiciones Generales de la Contratación (en adelante LCGC)  las cláusulas contractuales de la empresa pueden ser objeto de control de incorporación y de acuerdo con el artículo 5.5 de la misma su redacción debe de ajustarse a los  criterios de transparencia, claridad, concreción y sencillez.

Así mismo a tenor de lo establecido por el artículo 7 de  la LCGC no quedarán incorporadas al contrato las que el adherente no haya tenido oportunidad real de conocer de manera completa al tiempo de la celebración del contrato y  las que sean ilegibles, ambiguas, oscuras e incomprensibles.

La Audiencia Provincial declara la nulidad de la siguiente cláusula:

“En caso de que el cliente adquiera un terminal asociado al servicio de Vodafone su uso estará limitado a dicho servicio. En el supuesto de que el cliente estuviera interesado en desbloquear el terminal deberá seguir el procedimiento de desbloqueo de terminal vigente en cada momento y publicado en www.vodafone.es”.

la Audiencia Provincial resuelve que la cláusula carece de transparencia y produce un desequilibrio en la recíprocas prestaciones de las partes en tanto en cuanto impone la limitación técnica a los teléfonos y condena a VODAFONE a eliminar las condiciones generales de dicha cláusula y se abstenga de utilizarla en lo sucesivo.

También declara como nula la condición general concretada en el punto 8 (desbloqueo de terminales) en el que prevé el cobro de una cantidad al cliente por liberalizar los terminales móviles una vez concluido el periodo de permanencia pactado o, con anterioridad, siempre que se haya abonado por el cliente la penalización estipulada o el cliente esté cumpliendo con las obligaciones derivadas del contrato por tanto no podrá ser incorporada al contrato.

El tribunal determina la cesación en el uso de esta clausula y para que pueda beneficiarse de esta sentencia cualquier usuario de Vodafone especifica los datos , características y requisitos necesarios para poder exigir el pago, y en su caso instar la ejecución o intervenir en ella, si la instara la parte demandante.

 

“a) Las personas físicas, o sus causahabientes, que ostentando la condición de consumidor, hubiesen contratado con la demandada VODAFONE (antes Airtel), tanto en la modalidad de prepago, como pospago, conforme a las cláusulas que se declaran nulas, por abusivas, que entraron en vigor en agosto y noviembre de 2012.

  1. b) Que justifiquen el abono de la cantidad exigida por la demandada (6 euros + Iva desde julio de 2013, 8 euros + Iva), para proceder al desbloqueo del terminal que les había facilitado la demandada, en razón de las referidas cláusulas.
  2. c) Que no hayan sido ya devueltas por la demandada las cantidades referidas con anterioridad”.

 

Esta sentencia si bien aun no es firme es una buena noticia para los consumidores.

El contrato objeto del litigio, cómo todos los de consumo, es un contrato de adhesión.

El consumidor no puede influir en la fijación de su contenido contractual pues la empresa, el predisponente, no lo permite y por ello “lo toma o lo deja”.

Este contexto pueda dar, como en el caso de Vodafone, a cláusulas abusivas con una regulación desequilibrada en perjuicio del cliente.

 

Si tu contrato recoge la cláusula declarada nula puedes reclamar y hacer valer tus derechos.

 

 

No Comments

Post a Comment